martes, diciembre 14, 2010

Geometría, leyes y pensamiento crítico: el caso de Lincoln y Euclides

En una lectura reciente de un texto de divulgación de cálculo diferencial e integral, me encontré el siguiente párrafo:
Abraham Lincoln tenía una copia de Euclides en sus alforjas y la estudiaba hasta tarde a la luz de una vela. "Nunca llegarás a ser un abogado si no entiendes lo que significa una demostración..." escribió después.
Primero veamos qué llevaba Lincoln en sus alforjas.

Los Elementos de Euclides, es una obra en trece volúmenes, trece, que fue escrita en el año 300 AC y es un pilar, no sólo de las matemáticas, sino del pensamiento científico moderno. Es también, según Carl Benjamin Boyer, un historiador de matemáticas (creo que necesitamos más de esos), la segunda obra de la antiguedad más editada después de la chingada Biblia (lo de chingada fue mío, no de Boyer).

¿En qué consisten Los Elementos? En una colección de definiciones, axiomas, teoremas y demostraciones matemáticas que cubren geometría euclidiana y algo de teoría de números.

De los trece, Lincoln tenía 6 volúmenes, que estudió y dominó.

Ahora bien, ¿para qué quería alguien dedicado a leyes, aprender matemáticas?

Pues para estar versado en lógica (y de paso en pensamiento crítico) y no caer en falacias lógicas (al contrario de los abogados, magistrados y políticos contemporáneos de este país, que son unos burros anuméricos de capirote).

Veamos un ejemplo.

Al final de un debate, de siete, entre Abraham Lincoln y Stephen Douglas, en Septiembre de 1858 (en esa época Lincoln buscaba ser senador por Illinois), está la siguiente perla:
"Si alguna vez han estudiado geometría, recordarán que a través de una serie de razonamientos, Euclides demuestra que todos los ángulos de un triángulo equivalen a la suma de dos ángulos rectos. Euclides ha demostrado como averiguarlo. Ahora, si uds buscan oponerse a esa afirmación y demostrar, a su vez, que es errónea ¿lo harían limitándose a decir que Euclides es un mentiroso?"
No fue la única vez que Lincoln, convocó las virtudes de las demostraciones matemáticas en sus discursos. Al año siguiente, en un discurso en Ohio, dijo:
"Hay dos maneras de establecer una proposición. Una es demostrándola mediante la razón, y la otra es, exponiendo lo que grandes hombres de antaño pensaban al respecto, y así, pasarla por verdadera por el puro peso de la autoridad. Ahora bien, si el juez Douglas puede demostrar que esto del domino público -el derecho de un hombre a hacer a otro su esclavo- demostrarlo como Euclides demostraba sus proposiciones, entonces no tengo objeción. Pero cuando viene, convocando un principio de autoridad de hombres que repudiaban ese principio, pido que no se le permita continuar."
No estaría de más que los legisladores contemporáneos siguieran los pasos de Lincoln. Quizá así conseguirían disminuir la cantidad de dislates que dicen durante su chamba. O mejor aún, que la ciudadanía -eso incluye a los "líderes de opinión" y entrevistadores profesionales- se familiarizara con Los Elementos de Euclides para no quedarse como pendejos cuando un político les esté tomando el pelo echando cantinfleadas en asuntos de interés nacional.

pd. Si alguien quiere echar un ojo a los Elementos de Euclides aquí puede consultarlos.

7 comentarios :

El Carlos dijo...

te volaste la barda, muy buen post, pero ahora tendre mas lecturas pendientes...ni hablar

Ribozyme dijo...

Mejor dinos cuál es ese libro de divulgación por el cuál te enteraste de lo de Lincoln....

Se me viene a la mente un chistorete político de cuando Gerald Ford (la persona a la que Nixon dejó a cargo cuando lo agarraron con las manos en la masa) era presidente de los USA, que en alguna ocasión hizo la siguiente declaración: "Soy un Ford, no un Lincoln".

JRPB dijo...

Que interesante entrada Héctor. El semestre que viene voy a llevar "Historia de las matemáticas". Me muero de ganas *nerdgasmo* Lo poco que se al respecto ha sido a través de libros de divulgación y los internets. Beneficiarse de la experiencia de algún maestro en el tema siempre resulta emocionante.

La Lupe dijo...

Genial! Me encantó esta bosta :)

Ego dijo...

Chingón. Postéalo en el Face.

controlzape dijo...

Ribozyme: Se llama The calculus Diaries.

JRPB: Chido. Si puedes compartir el temario seŕia aún más chido.

Al resto, gracias.

Jorge Luis dijo...

"Abraham Lincoln tenía una copia de Euclides en sus alforjas..."

¿Sería una copia momificada?