domingo, diciembre 12, 2010

Más pareidolia en los ojos de la virgen de Guadalupe

Hace dos años, escribí sobre las imágenes diminutas en los ojos de la virgen de Guadalupe, "milagrosamente" estampada en la tilma de Juan Diego. Dije que un autoproclamado experto en procesamiento de imágenes, llamado José Aste Tonsmann, allá en los 80's encontró unos fulanos novohispanos, lo que, según él, era prueba del origen divino de la mentada pintura. También dije que como prueba, esa era una muy pitera y que cualquiera que esté familiarizado con el fenómeno de la pareidolia (percibir patrones "significantes" ante estímulos vagos y aleatorios, en este caso unos pincelazos) podía explicar las mentadas imágenes sin necesidad de recurrir a burradas sobrenaturales.

Sin embargo, debo admitir que las figuras alternativas que en aquél entonces hallé (un vampiro, un personaje de Soul Calibur, un cocodrilo y un mono araña) no eran mucho más notables que los monigotes novohispanos que veía José Aste Tonsmann.

Después de sesudos análisis a las chinguiñas de la Virgen de Guadalupe (en vez de invertirles un minuto, les invertí dos minutos), he halladao una imagen más interesante.

Vean.



¿No la distinguen? Permítanme resaltar los contornos y usar un simil.

Esto es lo que veía la virgen de Guadalupe.


Eso o Juan Diego era un nalguipronto.

4 comentarios :

Mayra L dijo...

Yo veo un chorro de gente jugando cartas...

Ribozyme dijo...

¡Ja, ja, ja, ja, ja! ¡'nche Héctor, otra vez te van a llover los comentaristas indignados que a duras penas saben escribir su nombre y estupideces sin ortografía en los chats y SMSs!

Por otro lado, incluso en tu caso se confirma lo ya establecido para otras pareidolias respecto a la percepción visual humana: primero que nada, encontramos rostros más o menos humanos en todos lados, es decir, buscamos encontrar a otros individuos de nuestra especie, y en segundo lugar, buscamos individuos atractivos y disponibles sexualmente.

Antonio dijo...

Nota mental para mí: Libre Pensar va a la lista de los sitios que no debo ver mientras tomo café para evitar daños al teclado de la lap.

Me estaba acordando del capítulo de Glee en el que uno de los personajes descubre una imagen de Jesucristo en el pan tostado y no para de rezarle para pedirle cosas.

Un abrazo.

misael dijo...

jajajaja sera que cada quien ve lo que trae en mente jajajaja