lunes, enero 31, 2011

El esfuerzo inútil de Grupo Radio Centro para componer al país

Una de las razones por las que me gusta prender la radio los domingos a las 10:00 am, se debe a que en Radio Red AM, un señor de nombre Alberto Barranco, se pone a platicar ante el micrófono de crónicas de la ciudad de México.

Tengo la impresión de que a esa hora es de lo mejor que puede uno oir por radio en el DF... mientras Radio Red no pase anuncios.

Uno de esos anuncios, que es del que trata esta bosta, va de la siguiente manera.

Comienza un señor diciendo "Tú conoces la situación de nuestro país. Empieza a cambiarla hoy a las 12 del día. Durante 30 segundos nos uniremos todos para sentir, imaginar y pensar lo que deseamos con el corazón por nuestro país."

Después continúa una señora: "No debemos dejar que nuestro hogar se resquebraje. La sabiduría de tu corazón y la fuerza de tu pensamiento son indispensables para transformar nuestra realidad."

Luego siguen más frases:

"Dediquemos estos segundos para la paz y el amor que tanto necesitamos."

"Juntemos nuestras voluntades."

¿De qué va la cita a las 12 del día que cacarean en el anuncio? Si uno está atento a la emisión de Radio Red AM a mediodía -pasa todos los días- puede oir alguien diciendo: "Son las 12. Es el momento para que con toda la sabiduría de tu corazón y la fuerza de tu pensamiento deseemos juntos la paz y el amor a nuestro hogar: México"

En el fondo alguien canta, no el himno nacional, sino "eeeh, eeeeeh, eeeeeeeh". Al cabo de 30 segundos Radio Red reanuda la programación normal.

Ahora bien, ¿en qué cosa está basada esta convocatoria para componer la situación en México con toda la sabiduría del corazón y la fuerza del pensamiento?

Respuesta corta: en una chifladura entre cuyos antecedentes está la Meditación Trascendental que no tiene nada de nuevo y si mucho de desbancado. Otra manifestación reciente de esta magufería es El Secreto.

Ahora va la respuesta larga.

Una de las afirmaciones de los proponentes de la Meditación Trascendental consiste en que si un porcentaje de personas en una comunidad, el 1%, se dedica a meditar con muchas ganas, la calidad de vida de la comunicad entera va a mejorar.

A eso se le llama el Efecto Maharishi.

En octubre de 1978, un dr Robert Rabinoff haciendo gala de su Ph.D en física, se dirigió a un grupo de estudiantes de la Universidad de Oregon. Rabinoff enseñaba física en la Universidad Maharishi Internacional (MIU para abreviar). Eso a mí me suena peor a presumir que uno enseña mecánica cuántica en el CNI Campus Popotla.

Las "evidencias" que presentó Rabinoff a su audiencia, de que la meditación trascendental podía modificar la realidad, consistieron en decir que el lugar donde está ubicada la MIU, una población llamada Fairfield, Iowa, es uníca en el mundo por concentrar no 1, ni 2, ni 3% de meditadores, sino la friolera de 13%, y que tal concentración de sabiduría, bondad y conciencia cósmica había conseguido disminuir el crimen y aumentar las cosechas en la localidad. Los beneficios de tantos meditadores, incluso, se extendían a todo el estado de Iowa al grado de que hasta los accidentes fatales en coche habían disminuido en el estado.

De esto da cuenta James Randi en su libro Flim Flam!. También dice que ante tantas afirmaciones extraordinarias decidió ponerse en contacto con la gente de Fairfield, Iowa y encontró que:

1. A diferencia de Rabinoff, que alegaba que en Fairfield ya no sabían que hacer con sus policías y que hasta les recortaban sus jornadas de trabajo, la oficina del jefe de policía estaba contratando a más policías.

2. Los especialistas en los departamentos de Agricultura, a diferencia de Rabinoff no hallaban esos aumentos espectaculares en las cosechas.

3. Los accidentes automovilísticos fatales en Iowa, a partir de que se estableció la MIU en FairField, no habían cambiado el primer año, el segundo disminuyeron un 3% y el tercer año aumentaron un 18%.

El efecto Maharishi se ha estudiado en otras partes del mundo a lo largo de los últimos años, y en ninguna ocasión se ha podido demostrar que tal efecto ocurra fuera de la imaginación de los proponentes de la meditación trascendental.

Queda claro, entonces, que no funciona juntar a varios meditadores para componer algo con la pura fuerza de su pensamiento.

Pero no hace falta recurrir a una escepticoteca para darse cuenta que hay algo que está fallando en el experimento de mejoramiento nacional de Radio Red.

Cada que terminan los 30 segundos de cánticos y buenos deseos, todos los mediodías, y se reanuda la programación de Radio Red, hay un resumen de noticias. Resumen en el que se se suele hacer recuento de manifestaciones y descabezados.

¿Creen que las cosas se van a componer nomás deséandolo?

Se equivocan. Totalmente.

pd. Radio Red AM es parte de Grupo Radio Centro que tiene muchas emisoras. No sé si este disparate de convocar a arreglar al país "con la fuerza del pensamiento" salga en el resto de sus estaciones, pero no me extrañaría: en esas estaciones suelen pasar cuentos que apendejan a la gente.

Actualización: Me comentan que esta convocatoria a componer el país con base en puros mantras, en efecto, se transmite en las demás emisoras de Grupo Radio Centro.