lunes, enero 03, 2011

Las primas de la lupe

Las primas de la lupe son unas mujeres muy chistosas.

No chistosas como Ricky Gervais, del que hablábamos hace unos días, pues ellas no están en el negocio de contar chistes con el objetivo deliberado de que su audiencia eche carcajadas. Lo de las primas de la lupe es más bien la comedia involuntaria.

Sólo las he visto en funerales, graduaciones, bodas, cenas de fin de año y en declaraciones de emancipación familiar. Solas, o abrazadas cada una por su lado al galán en turno, son anodinas. Pero cuando se juntan, se vuelven campeonas del humor involuntario.

Vean, por ejemplo, algunas de las frases que me tuve que soplar durante estos días de convivencia familiar, mutatis mutandis:

1. Yo soy acuario con ascendente en piscis lo que quiere decir, porque así lo dijo el autor de mi carta astral, que viviré toda mi vida en eterno conflicto por mis personalidades opuestas.

2. Las últimas noches las he pasado soñando con Neptuno. Eso se explica porque soy géminis que es un signo de aire. Esto también explica que sea yo una persona muy espontánea y muy artística, e inalcanzable para personas de signos pedestres o acuáticos.

3. Mi carta astral costó 500 pesos.

4. No lo dudo.

5. La astrología es ciencia.

6. Pues yo digo lo que pienso (esta fue dicha después de que la lupe interviniera para señalar que la astrología no era ciencia).

En este punto iba yo a meter mi cuchara revirando que decir lo que uno piensa no es una virtud por si misma, y que hasta defecto es, por donde se le vea, si uno no está dispuesto también a pensar lo que dice.

Luego iba a recitar las razones por las que las posiciones de unos pocos astros, al momento del nacimiento, no sirven para explicar la personalidad y que ninguna interpretación astrológica ha contribuido al conocimiento científico en alguna de las ciencias sociales o del comportamiento humano, más que como ejemplo de necedad y credulidad.

A continuación iba a enumerar algunos hechos por los que la astrología ni siquiera es consistente en su propio ámbito, como la precesión de los equinoccios, fenómeno debido a la rotación como trompo del eje de la Tierra y la razón por la que el tránsito actual del Sol por las constelaciones zodiacales NO corresponde al mismo tránsito por el que el Sol pasaba hace 2000 años.

Iba a hablarles del efecto Forer, que consiste en la tendencia de la gente a calificar como muy atinadas a su persona declaraciones vagas y generales, dirigidas a ellos, pero que pueden aplicarse también a un montón más de gente. Iba a comentarles de los experimentos que confirman el efecto Forer, en los que se le dan a un grupo de individuos los mismos resultados de una evaluación de personalidad y donde todos califican las afirmaciones como muy pertinentes y exclusivas a su persona (James Randi tiene un video que ilustra esto usando una misma carta astral para un grupo de estudiantes).

Les iba a decir que la astrología, lo mismo que la lectura de cartas de tarot, la psicografología y alguns formas de psicoterapia, parecen funcionar por defectos de la percepción humana. Defectos que todos tenemos, pero que algunos procuramos componer usando algo de pensamiento crítico y escéptico.

Iba a cerrar diciendo que no me oponía a que creyeran las chifladuras astrológicas que se les ocurrieran. Que si les placía tomar sus decisiones más importantes con base en "es que soy géminis y estoy rellena de aire" están, obviamente, en todo su derecho. Pero a lo que sí me oponía es a considerar a la astrología como ciencia pues los astrólogos cacarean ofrecer una explicación definitiva a la compleja, asombrosa y desconcertante personalidad humana, y las explicaciones definitivas a cosas complejas, asombrosas y desconcertantes no funcionan. Las que funcionan son las explicaciones provisionales, sometidas a revisión y basadas en evidencia, es decir, las explicaciones que proporciona la ciencia.

- Y también me opongo a que se destinen recursos y espacios públicos a la astrología y a otras pseudociencias - iba yo a concluir.

Tome aliento para echar mi discurso y me quedé mudo, con la boca abierta, pues tuve una epifanía de calidad cinematográfica.

Tenía ante mí, no a tres primas de la lupe, sino al trío de brujas de Furia de Titanes: ciegas y peléandose por echar un vistazo a su realidad a través de un instrumento muy empañado volcado en el suelo polvoriento.

En este caso, el instrumento pitero era la astrología. Un F-R-A-U-D-E como le decía Carl Sagan.

pd1. A una de esas primas de la lupe le regalé hace un año El mundo y sus demonios de Carl Sagan. Creo que en el transcurso de un año sólo ha leído la dedicatoria que le puse. Espero que para las fiestas de fin de año en 2011 haya avanzado otro renglón. O mejor aún, que haya puesto a circular el libro.

pd2. Otra razón por la que preferí ahorrarme la confrontación se debe a que, como en muchas confrontaciones de este tipo, los interlocutores de uno interpretan la frase "esto que te han dicho no es cierto" como "eres imbécil" y no se me daba la gana lidiar en ese momento con gente confundida. Máxime cuando me encontraba yo a mitad de una sesudísima reflexión geométrica mientras pasaban Casino Royale en la tele: ¿sería el trasero de Eva Green igual de redondo que el de la diana?

7 comentarios :

LabJournal dijo...

y además siempre responden: Tienes que abrir tu mente. pfff

ricardos dijo...

Lo más curioso es que la publicidad de Google en este post te ofrece tu "carta astral", "rasgos de personalidad" o "¿quién fuiste en tu vida pasada?"

Ego dijo...

Nah! Le hubieras entrado al despapaye.

Antonio dijo...

Creí que ibas a rematar con un comentario como el de Susanita, la de Mafalda cuando explica por que Manolito no debería ir a la escuela: "Es una lástima salpicar con manchas de instrucción una bestialidad tan auténtica".

Un abrazo

La Lupe dijo...

La respuesta no fue exactamente que abriera mi mente, fue un poco menos polite por no decir grocera jojojo y fue: a mí no me importa lo que piensen y digan de mí, yo digo y creo en lo que yo quiera e inmediatamente fuí exclúída de la conversación, ya no lo hice más grande por consideración a que mi mamá se sentía mal y a que estábamos en su casa, además yo SI razono jajajajajajajaja.

El Contador Ilustrado dijo...

"pues yo digo lo que pienso" es invariablemente causa de risa

comparto tu frustración

Ribozyme dijo...

los astrólogos cacarean ofrecer una explicación definitiva a la compleja, asombrosa y desconcertante personalidad humana, y las explicaciones definitivas a cosas complejas, asombrosas y desconcertantes no funcionan

Exactamente eso estaba tratando de decirle en Facebook a tu amigo Mauricio José Schwarz sobre las ideologías, por su pretensión a la definitividad, pero estaba tan absorto en decirme lo estúpido que era por pensar diferente a él, que el mensaje nunca le llegó.


son anodinas. Pero cuando se juntan, se vuelven campeonas del humor involuntario

Es por eso que opino que la estupidez como la desnudez no deben exhibirse en público, por las situaciones nauseabundas que pueden provocar.


A una de esas primas de la lupe le regalé hace un año El mundo y sus demonios de Carl Sagan. Creo que en el transcurso de un año sólo ha leído la dedicatoria que le puse

Y es que resulta que a la mayoría de las personas resulta más provechoso regalarles un ladrillo que regalarles un libro. Lo único que atisbarán a leer serán bazofias como las de CC Sánchez, y bobadas relacionadas con "el espíritu", ángeles, y cosas por el estilo (a una fracción de la gente le encantan los de "misterios" y conspiranoia, como lo evidencia la pululación de copias aún más chafas del Código Tan Pinchi).