jueves, marzo 24, 2011

Con pocos textos había topado con los que estuviera yo tan de acuerdo

Del post A ver quién la tiene más larga, del blog Puto Linux (el énfasis en negritas del autor es otra cosa con la que también estoy de acuerdo).

Estoy cansado, como profesor de matemáticas, de tener que explicar las cosas de un modo y de ver cómo, en sistemas complejos donde un análisis multivariable sería más pertinente, se nos haya impuesto y se nos siga imponiendo desde el bachillerato la idea de la optimización ingénual y falaz basada en una o dos variables de tipo económico, siempre las mismas, coste y ganancia. Todo es simple y al final todo redunda en lo mismo. Pero todo lo verdaderamente importante en nuestra propia vida queda fuera de ese deliberadamente torpe esbozo de la realidad. Ciertas variables, por no haber sido la ciencia aún de haberlas podido medir permanecen más allá de cualquier esfuerzo de optimizar lo que deberíamos optimizar: la existencia, el aprovechamiento de la misma en términos de felicidad por estar vivos. Progreso es una palabra sobre la que se puede hablar y matizar mucho y llevar su significado mucho más allá del que, intuitivamente, conciben a día de hoy la mayoría de las personas.

Que te quede claro desde aquí y desde ahora: si eliges tu ordenador por la estética, el smartphone por la pantallita, la cámara por los megapixels, el navegador por la rapidez, si eres de los que usan algo arguyendo cosas como que es bonito, que es lo de toda la vida, que es lo que usan todos, o si crees que eres un tipo inteligente, de lo que no hay, porque no te casas con nadie y siempre buscas lo más ventajoso que te ofrecen las compañías, también si eres de los que son fieles a una marca, a una imagen de marca, a un logo, si eres de los que crees en que el sistema de patentes contribuye al progreso y las compañías están en su derecho de hacer las cosas conforme a ganar el máximo dinero, experimentas el marketing como una revelación, escúcha (lee) bien porque lo voy a decir bien claro: ERES UN PUTO PRINGAO Y PARA MÁS COJONES ERES UN PERFECTO COLABORADOR DE UN SISTEMA ECONÓMICO INTRINSECAMENTE INJUSTO QUE ALIMENTA LA INJUSTICIA, JUSTIFICA Y PROMOCIONA LA GUERRA Y CUYAS CONSECUENCIAS SON QUE, MÁS ALLÁ DE LAS ÍNSULAS DE PSEUDOPROSPERIDAD EN DECADENCIA COMO EN LA QUE VIVIMOS EN ESPAÑA, LA MAYOR PARTE DEL MUNDO SUFRE POBREZA, HAMBRUNAS, ENFERMEDAD Y MUERTE.

2 comentarios :

Iván dijo...

Entonces se refiere a todo el mundo, no?

Ribozyme dijo...

Se me hace que aquí derrapó gacho:

Ciertas variables, por no haber sido la ciencia aún de haberlas podido medir permanecen más allá de cualquier esfuerzo de optimizar lo que deberíamos optimizar: la existencia, el aprovechamiento de la misma en términos de felicidad por estar vivos