martes, julio 05, 2011

Dos directores + una rola para llevar

"Una orquesta es una crisis permanente."

Esa frase no es mía. Es de Eduardo Álvarez, el director de la Orquesta Filarmónica de Acapulco y se la oí decir en una plática previa a un concierto navideño que dió en el Teatro Ocampo de Cuernavaca. Con ella ilustraba los mil problemas que se deben resolver para que decenas de músicos, todos con cuitas y broncas personales, se sienten ante su instrumento y realicen una de las pocas actividades humanas que se merecen ese nombre: hacer música, juntos.

También es el leitmotiv de una película reciente que he visto 4 veces y cada vez me ha gustado mucho. Se llama El Concierto (aquí le pusieron El Gran Concierto, ha de ser porque el encargado de poner título a las películas para la cartelera nacional tiene el cerebro -y el pito- diminuto).

La trama de la película es simple y efectiva. Quien haya visto el trailer ya sabe de qué va. Un exdirector de orquesta que trabaja de conserje en el Bolshoi de Moscú ve la oportunidad anhelada de volver al escenario al interceptar una invitación de el prestigiado Chatelet de París y decide ensamblar a su antigua orquesta desperdigada a lo largo de Moscú (el concertino es un gitano que todo compone, la que toca el clarinete es cuidadora en un museo de historia natural, los fagots venden verduras, el de la flauta musicaliza videos porno, el primer chelista -y comparsa del protagonista- es chofer de ambulancia). Con la ayuda de un ex-KGB filocomunista que hace de manager suplantan a la orquesta del Bolshoi y vuelan a París para tocar el concierto para violín y orquesta en D mayor Op 35 de Tchaikovsky, interpretación que 30 años antes el régimen de Brezhnev interrumpió.

Cuando le preguntan por la solista, el director elige a una virtuosa violinista parisina. En el momento climático de la película -el concierto de Tchaivovksy en El Chatelet, a donde llegan después de muchos tropiezos- se revela que la solista está más relacionada con los músicos eslavos de lo que se pensaba.

En la película, el director de orquesta Andrei Filipov, es famoso por haberse opuesto a la decisión de Brezhnev de limpiar la orquesta del Bolshoi de músicos judíos 30 años antes.

Esa característica del protagonista de oponer la música y su obsesión por "alcanzar la armonía perfecta" a un regimen totalitario no son ficticios. Conozco al menos un director de orquesta que también era así: Wilhelm Furtwängler.

Si buscan en internet se van a encontrar largas polémicas sobre el colaboracionismo nazi de Furtwängler. Hay quienes dicen que era nazi de clóset (cuando después de la guerra fue nombrado director de la Orquesta Sinfónica de Chicago, músicos como Rubinstein amenazaron con boicotear la orquesta), otros en cambio dicen que no dejó la Alemania nazi para quedarse a proteger a sus músicos judios del 3er Reich.

En su juicio de desnazificación Furtwängler manifestó:

"Sabía que Alemania estaba en una crisis terrible. Me sentí responsable por la música alemana, y fue mi objetivo que sobreviviera a esta crisis. La preocupación de que mi arte se usara como propaganda tuvo que ceder a la preocupación mayor de que la música alemana se preservara, que la música fuera interpretada a los alemanes por su propia gente. Esta gente, compatriotas de Bach, Beethoven, Mozart y Schubert, tenía que vivir bajo el control de un regimen obsesionado con la guerra total. Nadie que no haya vivido aquí en aquellos días puede juzgar cómo fue.


¿Acaso Thomas Mann [crítico de las acciones de Furtwängler] cree realmente que "en la Alemania de Himmler" uno no debería tocar a Beethoven? ¿No se da cuenta que la gente que necesitaba más oir a Beethoven y su mensaje de fraternidad y libertad, era precisamente el pueblo alemán que vivía bajo el terror de Himmler? No me arrepiento de haberme quedado con ellos."
De acuerdo a una nota biográfica de Antonio Muñoz Molina que hallé en una reproducción de la 9na Sinfonía de Beethoven "Furtwängler dedicó toda su vida a la exploración e interpretación de la Novena de Beethoven, obra que dirigió en 96 ocasiones." De esas se conservan grabadas diez, entre ellas la que dirigió en Lucerna el 22 de agosto de 1954.

Quienes estén familiarizados con la Novena encontrarán la interpretación de Furtwängler en Lucerna lenta, contemplativa y con una calidad evocativa asombrosa. En mi caso superó cualquier otra interpretación (hasta las que he oido en vivo). Dice Muñoz Molina que "la de Lucerna fue para Furtwängler la mejor interpretación de su vida de una obra que amaba profundamente."

No exageraba.

Para que aprecien esto último a continuación les dejo un link para que se les encuere el chino oyendo el 4to movimiento de la 9na de Beethoven como la tocó Furtwängler en Lucerna en 1959 con la Orquesta Philarmonia. Pongan atención al final (a partir de 23'35'') para que sientan en sus mismísimas entrañas lo que quiere decir la palabra prestíssimo.

6 comentarios :

MAAG dijo...

La música es sin duda albergue. En Cuba, se me ocurre, hay casos como el de Bola de Nieve, quien encontró en (o con) su música la protección de su homosexualidad frente al régimen castrista, incluso abanderándolo; así, si Arenas lo señaló, Cabrera Infante nos recordó que el músico en verdad no tenía ni idea de la Revolución y su dialéctica.
Gracias por la liga.

La Lupe dijo...

La película es de mis favoritas. Y esa interpretación de la 9a me sorprendió muy gratamente, es verdaderamente genial! Me gustó esta bosta :)

ldecaso dijo...

Ademas Furtwaengler era compositor muy bueno, compuso sinfonias muy al estilo de Bruckner, que toma como modelo estructural la 9 de Beethoven. Ya que eres fan de la 9a a pesar de que existen muchas grabaciones muy buenas, las únicas que se acercan en forma y estilo a las versiones de Furtwaengler son las de Klaus Tennstedt grabadas en vivo y altamente recomendables y con elementos muy particulares de la pesonalidad de este director que ultimamente se ha vuelto de culto, ahora si quieres una versión mas objetiva pero extraordinaria te recomiendo la de Gunther Wand las 2 te las puedo compartir si quieres via facebook en un link.
saludos

MAAG dijo...

Mira, aquí en video también aquella parte que subrayas de la Novena: http://youtu.be/Yqff1F0Ijn0

Maximvs dijo...

Hola Hector, fuera de éste tema, te dejo ésta nota para que se te retuerza el hígado como a mí. Cómo verás si siguen así las cosas en un tiempo tendremos como secretario de salud al brujo mayor de Catemaco.

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/187289.html

El Contador Ilustrado dijo...

hasta se me antojo verla