jueves, agosto 18, 2011

Una genial película añeja y una reflexión sobre divulgación

Empezando los 80's, antes de que los padres de muchos de uds, considerara bajarse mutuamente los calzones (cof, cof, cof -¿dónde dejé mi tanque de oxígeno?-), los míos (mis padres, no mis chones), enfrentados al permanente dilema de meterme a una caja y mandarme a las antípodas o de vivir con el riesgo de que incendiara yo la casa, tuvieron el siguiente diálogo:

- Mira, en El Continental hay película nueva.

- Llevemos a la criatura a ver si así se calma un rato.

La película mentada era El Agujero Negro y era adultísima para los estándares de Disney de la época. Los actores dicen palabrotas como "damn" y "hell" cada vez que algo les sale mal y tres del reparto se mueren de formas horribles y geniales (ejemplos: a Anthony Perkins lo destripan con una batidora y Ernst Borgnine explota con todo y nave en el espacio).


El Agujero Negro tenía robots con onda (no como esas latas de atún caduco que salían en Star Wars): V.I.N.CENT, B.O.B y Maximilian. El último era un robot tan badass que hasta Reinhardt, el principal antagonista de la película, (interpretado por Maximilian Shell y sus barbas de toda la vida) le tenía miedo.

También fue la primera vez donde oí las frases "puente Rosen-Einstein" y "horizonte de eventos".

(Si no han visto la película háganse un favor y compongan esa situación)

¿Qué hice saliendo de la película? No había wikipedia a la mano, pero sí tenía disponible LA ENCICLOPEDIA: la enciclopedia Time-Life Ilustrada de la Ciencia y la Naturaleza. Consulté el tomo de El Universo y arriesgando mi integridad (los cantos de las páginas de esa enciclopedia eran letales para las yemas de los dedos), leí lo que tenía que decir el señor David Bergamini respecto a los agujeros negros.

Esos afanes de mocoso por saber más, me recuerdan lo que dice el paleontólogo Peter Ward en una entrevista donde aborda el tema de la alfabetización científica:
Pregunta: ¿Que más se puede hacer para mejorar el conocimiento científico entre el público?

Peter Ward: Bueno, si miras los programas de la PBS y te fijas en la audiencia de los programas dedicados a la ciencia verás que sus asistentes tienen el mismo color de cabello que yo, gris. Es una audiencia madura y de canas. La manera de componer eso, y estoy convencido de esto, es que los científicos deben dejar de escribir los libros que están haciendo ahora o de asistir a los programas de TV como este y deben empezar a escribir videojuegos. Tengo un hijo de 12 años y la única manera en la que se puede llegar a él es mediante un videojuego. Eso es lo que quiere hacer todo el tiempo y la única manera de llegar a los cerebros de él y los de sus amigos es a través de un videojuego. Hagan geniales disparadores de primera persona que también planteen buena ciencia. Esa es la manera de hacerlo. Escribir libros de ciencia no hace prácticamente nada. Tienes que llegar a la gente que de otra manera no tendría acceso a la divulgación. Los video juegos me parecen la forma más directa.
No estoy de acuerdo con Ward sobre la nula influencia de los libros en la alfabetización científica de niños y adolescentes (aunque considero que aquí en México falta alguien que mida la influencia de esa literatura -de lista muy corta, por otro lado- en niños y adolescentes), sin embargo Ward tiene un punto válido. Si en más medios de entretenimiento se hace énfasis en buena ciencia (o la suficiente como para provocar la curiosidad como me pasó con El Agujero Negro) creo que podríamos componer en algo la debacle actual de la percepción pública sobre ciencia.

pd1. Platicando de capítulos vistos de The Big Bang Theory, mi hija me preguntó qué era el efecto Doppler y porqué hacía que Sheldon pareciese cebra cuando se disfrazaba así. Mirar la TV no es un completo desperdicio (como a veces pienso). Después de todo ahí muchos de nosotros conocimos Cosmos y ahí va a pasar su secuela conducida de la mano firme del señor Neil deGrasse Tyson.

pd2. ¿Alguien ha jugado Mass Effect? Entre muchas más cosas uno explora sistemas planetarios regados por toda la galaxia en ese juego. La información de los planetas suele tener frases como "tidally locked" lo que sirve para explicar porqué vemos desde la superficie de la Tierra la misma cara de la Luna todo el tiempo.

4 comentarios :

Sir David von Templo dijo...

Ciencia en videojuegos no es una mala idea. Aunque no estoy de acuerdo en que los libros sean del todo inútiles...

En cuanto al remake de Cosmos de la mano de Neil deGrasse Tyson... No puedo esperar... Ya lo quiero ver. De momento, me entretende viendo "Grandes Misterios del Universo" con Morgan Freeman.

Y si, The Big Bang Theory rulea.

Saludos.

Ribozyme dijo...

"The Black Hole" es una película chida muy al estilo de los 50s (el malo es MUY MALO porque quiere saber COSAS QUE LOS SERES HUMANOS NO DEBEN SABER), ya anticuada en su estilo para el momento en que salió, cuando ya habían salido no sólo "Star Wars" y "2001: A Space Odyssey", sino "Silent Running", "Close Encounters of the Third Kind" y creo que la primera película de Star Trek (o salió por esas fechas), pero sí tiene su encanto. Muy acorde con ese asunto del malo es que se encuentren dentro del agujero negro al infierno judeocristiano con el malo y el robot malo fusionados como Satanás, y luego un cielo cristianísimo al que entran a través de una ventana ojival gótica (nada más faltaron los cantos gregorianos). El desenlace es muy anticlimático, pero el desarrollo está padre, y el diseño de la nave espacial "Cygnus" es genial.

Yo también tuve la enciclopedia de Time-Life, y antes de ésa, "El Nuevo Tesoro de la Juventud" y una serie de libros de Editorial Danae (española) entre los que se contaba "Las Maravillas del Cielo". Libros muy padres para la época (los 70s), con información de los 60s (excepto los de Time-Life, que estaban más actualizados). Claro que en esa época vivíamos en una especie de Limbo o Gulag intelectual, aisladísimos y controladísimos por un gobierno casi omnipotente, quizás menos en el DF, con bibliotecas como la de la UNAM, pero en serio que para indagar casi cualquier cosa, no había mucha información disponible. ¡Gracias al FSM (y a Al Gore) por la Internet!

Es una lástima que no hayan seguido pasando "The Big Bang Theory" en televisión abierta.

Ribozyme dijo...

Se me pasaba, el tema de "The Black Hole" es magnífico y está maravillosamente utilizado en un video de YouTube donde se hace una comparación de los planetas de nuestro sistema solar con estrellas como nuestro Sol y unas más grandes:

http://www.youtube.com/watch?v=S2dOcGu5mJs

Ése es un mirror del video original, porque llegaron los talibanes del copyright a reclamar que se usara esa música sin pagar regalías (sin importarles que ya nadie la pele y que les hacen un favor difundiéndola) y obligaron al autor del video original a usar otra música que no tiene el mismo impacto:

http://www.youtube.com/watch?v=fKTu6B4Rgek

alschopenhauer dijo...

Me extraña que siendo arañas...:
La divulgación es multi-factorial, al igual que el arte o la cultura. Uno se alimenta de la música, la pintura, el bailongo (la danza), la escultura (la arquitectura), etc.
De igual forma la divulgación científica se puede complementar con o introducirse a través de, las arriba citadas. Por medio de documentales, de libros, de programas de radio, de museos interactivos, etc. Creo que un punto medular, importantísimo es a travez de los educadores (LOS POBRE, digo PROFESORES), pero repito, es multifactorial.

Maestrasos, yo también tengo la colección de Time-Life, muy a menudo veo/leo las fotos del El universo de Bergamini (de hace ya cerca de 30-40 años) antes de irme a dormir y me gusta compararlas por ejemplo con las del Hubble, el VT, etc.

Hablen también de Proteo fuerza 10.
Super heroe, super comic, maestraso de maestrasos el gran Proteo.

Gracias y saludos...