viernes, septiembre 09, 2011

¿Que los católicos no son supersticiosos? ¡Qué buen chiste!

El antecedente

Hace algunos siglos, el 21 de julio de 1542, el Papa en turno, Pablo III, tuvo una ocurrencia funesta. En una constitutio apostolica (decreto papal, de más catego que una encíclica) estableció la Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisión. Su tarea consistía en "mantener y defender la integridad de la fe y en examinar y proscribir las falsas doctrinas". Servía de corte de apelación en juicios de herejía.

Sí, ya se. Que te pongas a enjuiciar a alguien por herejía es como echarle bronca porque no ve los contornos de una nube de la misma forma que tú.

- Mira, esa nube parece el niño dios.

- No, a mí me parece un riñón.

- ¡Herejía!

Como sea, pasaron los años y la congregación cambió de nombre y ahora se llama Congregación para la Doctrina de la Fe.

Si les suena el nombre es por dos razones: primero, presidirla era la chamba previa de Joseph Ratzinger a pasearse como Papa, y segundo, cada que en los medios aparece un caso de pederastía clerical, la Congregación sale a colación pues uno de sus propósitos (muy mal cumplidos si me preguntan) consiste en investigar crímenes de adulterio cometidos por clérigos contra menores de 18 años.

¿Cuando un clérigo viola a una anciana es otra la Sagrada Congregación que entra al quite? Misterio.

El rídiculo

El 6 de agosto de 2000 se publicó un documento producido por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Llevaba las firmas del prefecto de entonces, Joseph Ratzinger, y de su secretario, Arzobispo Tarcisio Bertone (ahora Cardenal Secretario de Estado). Era una declaración denominada Dominus Iesus y tenía como fin principal decir que la única y verdadera iglesia y camino de salvación universal era la Iglesia Católica.

Entre las perlitas del documento para justificar el monopolio de la salvación de las almas (que es como arrogarse el monopolio de la producción de pedos de unicornios rosas) hay una que me da mucha risa cada que la leo:
"[...] No se puede ignorar que otros ritos no cristianos, en cuanto dependen de supersticiones u otros errores constituyen más bien un obstáculo para la salvación."
¿Porqué me pitorreo de esa afirmación? Pasemos por alto que, por sí misma, la idea de la salvación es supersticiosa e irracional y enfoquémonos en lo que está en itálicas. Por omisión dice "los ritos católicos no son supersticiosos".

Bueno, eso último es una mentira del tamaño de una casa.

La evidencia

En noviembre pasado, después del 1er (y hasta la fecha único) Coloquio Mexicano de Ateismo, mientras la lupe, Pereque, Ribozyme y su servilleta, avezados lectores, paseábamos al sr PZ Myers por el centro histórico de la Ciudad de México, pudimos ver en la Catedral Metropolitana un altar como el de la siguiente foto.



Ante ese altar, el sr PZ Myers pidió que le explicáramos el motivo de tanto abigarramiento de candados.

En ese entonces no estaba yo muy familiarizado con la vida y obra de San Ramón Nonato a quien está dedicado el altar, así que creo que le contesté una tontería a PZ Myers. Pero en una visita reciente al Templo de San Cosme y San Damián en la San Rafael hallé otro altar con texto explicatorio y me enteré de qué iba tanto pinche candado.

Ocurre que San Ramón Nonato es Santo Protector de las Mujeres Embarazadas y Protector contra chismes, murmuraciones y falsos testimonios.

¿Cómo fue que la iglesia católica llegó a la conclusión de que don Ramón Nonato tenía esos superpoderes especializados de intercesión? En la lógica católica (que en el fondo no es muy lógica) se le atribuye protección a las mujeres embarazadas y a los niños en el vientre porque cuando Ramón nació, allá en la España de 1204, su madre se murió al momento del parto. La partera lo sacó y "milagrosamente" estaba vivo.

Como pueden ver los católicos se conforman con milagros muy piteros. Yo me hubiera impresionado más si el bebé se hubiera abierto paso a dentelladas, como un alien de Giger.

Pero eso no explica los candados.

Ya crecido y habiendo ingresado a no se qué orden, rescató a unos prisioneros cristianos de los musulmanes. El rescate, muy anticlimático, consistió en intercambiarse a sí mismo por los prisioneros. Entonces, se dedicó a predicar y los musulmanes le pusieron una madriza. Como siguió predicando, los musulmanes le pusieron un bozal que sólo le abrían para darle de comer. Él reviraba que sólo abriría la boca para predicar y cerraría la boca de quien se dedicara a hablar mal. La historia no deja claro si las boca de los malidicentes las cerraba a bofetadas o a patadas o en su imaginación calenturienta. Por su martirio que le hizo cerrar la boca es considerado (¿ya les dije que la lógica católica no es muy lógica?) protector contra chismes, rumores y falsos testimonios. También es invocado por personas que quieren mantener secretos, dejar de blasfemar o decir chismes.

Para obtener el favor del santo la gente pone un candado cerrado cerca de su imagen. El candado suele ir envuelto con papel y cinta. En el papel viene escrita, con tanta devoción como mala ortografía, una oración al santo.

Y luego dicen que los católicos no son supersticiosos.

Ja.

7 comentarios :

Sir David von Templo dijo...

Chale, los católicos tienen un nivel muy pitero en eso de las alegorías.

Saludos.

Argénida Romero dijo...

No pude parar de reír de principio a fin de tu post.

Lo evidente no necesita pruebas...bueno, no siempre en así pero en este caso...definitivamente lo de la superstición es un hecho.

Ego dijo...

Buenísimo. Aunque no hay que olvidar que la "lógica" del Vaticano y la del culto popular son muy diferentes, aunque todo sea igualmente ridículo. Salud!

alschopenhauer dijo...

Buen dato. Como siempre resalta que detrás de toda costumbre o sin-sentido de este tipo, hay un martir o alguna historia sufriente/sangrienta/masoquista, etc., en otras palabras hay una madrina o nodriza de por medio. !!Pero como se regodean estas historias en las nodrizas de quienes despues hacen santos !! ¿Si estoy entendiendo bien, santo y nodriza son sinónimos en el culto católico?

Omar dijo...

a este santo deberian de encomendarse los que andan diseminando la cadena esa de que Einstein le puso un tapòn al profesor Ateo en clase. Leyenda desbancada en Snopes.com (http://www.snopes.com/religion/einstein.asp)

Sivoli dijo...

Bueno, recuerdo bien que a San Antonio se le pone de cabeza "para obligarlo" a conseguirle pareja al solterón. Ya cuando la consiguió se le vuelve a poner de pie.

Chale.

harolo dijo...

Es como decir que la música es un pecado http://bit.ly/nW6Upl