jueves, abril 21, 2011

Bosta en la frontera norte

Jesús Manuel Lomelí, conocido en estos arrabales blogueros como chango100, por alguna razón ignota, me invitó a colaborar semanalmente en un proyecto editorial tijuanense/internetero llamado diez4. Yo, que a donde me inviten a poner mis líneas en escaparate accedo (a mis textos los trato como trataría un padrote a sus putas en un distrito de luces rojas) me dije: "a ver cuántas colaboraciones logro colar antes de que los lectores habituales de diez4 se paren de pestañas al percatarse de que leen a un fulano que vive en latitudes chilangas y no de la frontera norte".

Hoy debuté por allá y, añado, no pude evitar algo de blasfemia semanasantera recomendando una película para ver durante estos días de guardar. Ya saben, avezados lectores, den click en la imagen para leer.


PD. Échenle una navegada al resto de los posts de diez4. Están muy buenos.

lunes, abril 11, 2011

Reflexiones piteras sobre Rita Guerrero y el Ejército Mexicano

Si han ido recientemente al cine, avezados lectores, quizá hayan visto que entre anuncios, antes de que comience la película, hay uno que consiste en lo siguiente: soldados brincando, trotando, arrojándose al vacío, arrastrándose por el lodo y dándole golpes de karate al aire le dedican sus esfuerzos a varios individuos. Dicen "Por María, por Héctor, por Ernesto..." etcétera. Luego, un narrador señala que la fuerza del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos "es la gente". Unos subtítulos indican que los días para celebrar a esas instituciones caen en febrero. Al final, hay varias escenas en las que el espectador comprueba que los elementos del ejército mexicano son capaces de formar filas derechitas.

Yo, cada vez que veo ese anuncio, no me siento protegido por el ejército mexicano (que supongo que es lo que querían los autores del anuncio). Ese anuncio hace que me acuerde de Rita Guerrero. A continuación va una larguísima explicación de esa asociación insólita.

Rita Guerrero, está muerta. Su fallecimiento causó gran pesar entre sus fans. La mató un cáncer que, de acuerdo a una petición de apoyo que circulaba por internet unos pocos meses antes de morirse, había decidido tratarse con "algunos tratamientos prometedores de medicina alternativa que complementen los de la medician alópata".

No sobra señalar, otra vez, que esa categorización de medicina alópata y medicina alternativa es un eufemismo que sirve para confundir a los más despistados y a los más desesperados. Lo correcto es decir que hay medicina que pasa por pruebas clínicas y está basada en evidencia y pseudomedicina que no.

Y la pseudomedicina que no está basada en evidencia no es la que cura a los pacientes que tienen cáncer (o cualquier otra enfermedad).

Ahora bien, seguro se estarán preguntando ¿qué tiene que ver el lamentable (¿evitable?) deceso de Rita Guerrero con un anuncio entusiasta y pitero del ejército mexicano?

Convoco a su paciencia un momento más, avezados lectores. Mantengan en algún lado de su cabeza lo que he dicho sobre Rita Guerrero.

Hace unas semanas, por el noticiero de Carmen Aristegui de MVS Radio, se armó un gran borlote. Empezó cuando Aristegui usó su espacio para reportar una entrevista que una colega suya, Sanjuana Martinez, había hecho al general retirado Bibiano Villa Castillo, Director de Seguridad Pública de Torreón. La entrevista y su difusión por MVS Radio provocó reacciones viscerales y opuestas, unos decían que los modos de disparar primero y preguntar después de Bibiano Villa eran la onda y que estaría bueno que en cada ciudad del país hubiera un Bibiano Villa para poner en cintura a los criminales. Otros decían que Bibiano Villa era un caso ambulante de desprecio a los derechos humanos y al estado de derecho.

Esa semana en la que en el mismo noticiero de Aristegui se difundieron las reacciones del público, me llamó la atención lo siguiente: no oí a alguien que hiciera la pregunta pertinente ¿los modos milicos del general retirado Bibiano Villa funcionan?

Es como la vez que discutíamos en la bosta La tortura ¿funciona?, si una estrategia antiterrorismo como esa es efectiva. Al margen de las ideologías a favor o en contra, una de las lecciones de aquella ocasión es que ante problemas societales complejos es preferible tomar decisiones basadas en la evidencia que hay en vez de decantarse por soluciones "alternativas" nomás por pura comodidad ideológica.

También va eso para problemas personales.

Por eso cuando contemplo a soldados echar maromas por Fulanito o Zutanito para reinvindicar un prestigio que se ha luído por varias pifias a lo largo de una guerra contra el narcotráfico que tiene toda la apariencia de ser contraproducente, me quedo pensando que la estrategia del gobierno federal se parece más a la decisión de Rita Guerrero de ignorar la evidencia y ver cómo componer una situación grave aunque sea con puras promesas vacías.

pd. Va una recomendación a los encargados de la campaña La Fuerza del Ejército: que los soldados marchen sobre un montón de fraudulentos detectores moleculares GT200 hasta que queden hechos añicos, así la gente se dará cuenta que los GT200 están vacíos y son inútiles. Quizá entonces suene un poco más honesta la cantaleta institucional del ejército.

domingo, abril 03, 2011

La ridícula forma de argumentar de los homeópatas

Recientemente me encontré una atinada analogía que señala la ridícula forma de argumentar de los defensores de la homeopatía. El autor de la analogía (él la llama metáfora) es JakeArchibald. A continuación va la traducción al mexicano:



Homeópatas:
Las líneas horizontales de la imagen de arriba no están derechas. Es más, la manera en la que se tuercen cambia a medida que observas la imagen.

Ciencia:
¿Las líneas se tuercen dependiendo de a dónde mires la imagen? Pero la imagen está en un monitor normal de computadora, no hay forma de que detecte para dónde estás mirando. Tu explicación no es científicamente plausible y para aceptarla habría que hacer a un lado nuestros conocimientos actuales sobre física.

Homeópatas:
No me importa saber cómo funciona, solamente sé que funciona. Tenemos testimonios de millones diciendo que esas líneas horizontales se tuercen.

Ciencia:
Bueno, hemos puesto a prueba tu teoría. Resulta que las líneas horizontales no se tuercen en absoluto, es una ilusión óptica, lo que pasa es que el cerebro humano piensa que las líneas están torcidas. Mira, pon una regla sobre la imagen y verás que las líneas están derechas.

Homeopatía:
La ciencia no lo puede explicar todo, ¿qué hay sobre el espíritu? ¿El alma?

Ciencia:
Eso no tiene nada que ver. Haz la prueba de la regla para que te des cuenta que es sólo una ilusión.

Usuario de la homeopatía:
Oigan, mi gato miró la imagen y puso una cara de gran confusión, como diciendo: "seguro esas líneas están torcidas". ¿Cómo dicen que se trata de una ilusión si también pasa con animales?

Ciencia:
¿Qué? ¿Estás transfiriendo tus propias conclusiones del fenómeno a tu mascota? El gato no está experimentando la ilusión, eres tú el que está decidiendo que sí. Mira la regla, prueba que las líneas están derechas.

Homeópatas:
Ah, lo que pasa es que las líneas no se tuercen cuando les pones una regla encima, es algo que no puede ser probado. Cuando no les pones la regla, las líneas se tuercen. Es un hecho.

Ciencia:
Eso no es evidencia, eso eres tú protegiéndote contra la evidencia.

Homeópatas:
¡Y tú eres parte de una conspiración gubernamental y de las malvadas farmaceúticas que quiere hacernos creer a la fuerza que esas líneas están derechas!

Ciencia:
¿Qué? Nosotros ganamos los mismos pesos si decimos que esas líneas están torcidas, no nos beneficia económicamente. Sólo queremos saber la verdad.

Usuario de la homeopatía:
Mira, ¿en realidad importa? Yo estoy de acuerdo que la homeopatía funciona, otra gente no. Para mí , esas líneas están torcidas. ¿En realidad importa si no lo están? ¿En qué me perjudica creerlo?

Homeópatas:
¡Eso mero! ¡Hay que dejar que la gente elija! Por cierto, si lo que quieres es ver líneas torcidas realmente chidas mira fijamente al sol durante 20 minutos.

Usuario de la homeopatía:
¡Eso mismo haré!
Si no les gustó esta, hay otra traducción al español en Cerebros no lavados.