viernes, agosto 26, 2011

Biología reproductiva y Vigeland

Biología reproductiva

Hoy es día de que a la lupe le extraigan ovulos que le han venido cultivando desde la semana pasada mediante inyecciones de Folitropina alpha Si todo sale bien, descongelarán las dos pajas restantes de mi biopsia testicular -tejido proveniente de mi epididimo- (no sé porqué les dicen pajas si la extracción fue a través de una patada de mula y no mediante una feliz puñeta); y si todo sale bien, fecundarán los óvulos de la lupe por inyección intracitoplasmática. Si todo sale bien, crecerán embriones campeones que serán implantados en la lupe en los próximos días; y si todo sale bien, los embriones se quedarán muy contentos en su endometrio y voilá: un embarazo -quizá múltiple-.

Como pueden ver hay un chingo de "si todo sale bien". Hay gente que me recomienda rezar. Pero yo soy de la idea de que es mejor usar mi tiempo para estudiar del proceso. Prefiero esperar lo mejor y estar preparado para lo peor.

Vigeland

"¿Y si tienes un montón de hijos de un sopetón?" me preguntan algunos.

Yo nomás me acuerdo de dos obras de Vigeland


"Largo de aquí mocosos"

Ok. Niños ya tienen mi atención, ¿qué quieren?

pd. Hay algunos que se emputan porque publico de esto. Dicen que no platique de los intentos por conseguir que la lupe se embarace pues "no sabes quién puede leerlos y hacer que se seben". Es deplorable que esté uno rodeado de supersticiosos ridículos.

martes, agosto 23, 2011

El misterio de las Torres Gemelas del D.F.


¿Los editores de Más por más irán por la vida viendo doble? ¿O creerán que cuando se limpia el aire en la ciudad de México, de la bruma surge triunfante una segunda Torre Mayor? ¿O son huevones para salir a Reforma y tomar una foto que no requiera un photoshopdisaster?

Misterio.

jueves, agosto 18, 2011

Una genial película añeja y una reflexión sobre divulgación

Empezando los 80's, antes de que los padres de muchos de uds, considerara bajarse mutuamente los calzones (cof, cof, cof -¿dónde dejé mi tanque de oxígeno?-), los míos (mis padres, no mis chones), enfrentados al permanente dilema de meterme a una caja y mandarme a las antípodas o de vivir con el riesgo de que incendiara yo la casa, tuvieron el siguiente diálogo:

- Mira, en El Continental hay película nueva.

- Llevemos a la criatura a ver si así se calma un rato.

La película mentada era El Agujero Negro y era adultísima para los estándares de Disney de la época. Los actores dicen palabrotas como "damn" y "hell" cada vez que algo les sale mal y tres del reparto se mueren de formas horribles y geniales (ejemplos: a Anthony Perkins lo destripan con una batidora y Ernst Borgnine explota con todo y nave en el espacio).


El Agujero Negro tenía robots con onda (no como esas latas de atún caduco que salían en Star Wars): V.I.N.CENT, B.O.B y Maximilian. El último era un robot tan badass que hasta Reinhardt, el principal antagonista de la película, (interpretado por Maximilian Shell y sus barbas de toda la vida) le tenía miedo.

También fue la primera vez donde oí las frases "puente Rosen-Einstein" y "horizonte de eventos".

(Si no han visto la película háganse un favor y compongan esa situación)

¿Qué hice saliendo de la película? No había wikipedia a la mano, pero sí tenía disponible LA ENCICLOPEDIA: la enciclopedia Time-Life Ilustrada de la Ciencia y la Naturaleza. Consulté el tomo de El Universo y arriesgando mi integridad (los cantos de las páginas de esa enciclopedia eran letales para las yemas de los dedos), leí lo que tenía que decir el señor David Bergamini respecto a los agujeros negros.

Esos afanes de mocoso por saber más, me recuerdan lo que dice el paleontólogo Peter Ward en una entrevista donde aborda el tema de la alfabetización científica:
Pregunta: ¿Que más se puede hacer para mejorar el conocimiento científico entre el público?

Peter Ward: Bueno, si miras los programas de la PBS y te fijas en la audiencia de los programas dedicados a la ciencia verás que sus asistentes tienen el mismo color de cabello que yo, gris. Es una audiencia madura y de canas. La manera de componer eso, y estoy convencido de esto, es que los científicos deben dejar de escribir los libros que están haciendo ahora o de asistir a los programas de TV como este y deben empezar a escribir videojuegos. Tengo un hijo de 12 años y la única manera en la que se puede llegar a él es mediante un videojuego. Eso es lo que quiere hacer todo el tiempo y la única manera de llegar a los cerebros de él y los de sus amigos es a través de un videojuego. Hagan geniales disparadores de primera persona que también planteen buena ciencia. Esa es la manera de hacerlo. Escribir libros de ciencia no hace prácticamente nada. Tienes que llegar a la gente que de otra manera no tendría acceso a la divulgación. Los video juegos me parecen la forma más directa.
No estoy de acuerdo con Ward sobre la nula influencia de los libros en la alfabetización científica de niños y adolescentes (aunque considero que aquí en México falta alguien que mida la influencia de esa literatura -de lista muy corta, por otro lado- en niños y adolescentes), sin embargo Ward tiene un punto válido. Si en más medios de entretenimiento se hace énfasis en buena ciencia (o la suficiente como para provocar la curiosidad como me pasó con El Agujero Negro) creo que podríamos componer en algo la debacle actual de la percepción pública sobre ciencia.

pd1. Platicando de capítulos vistos de The Big Bang Theory, mi hija me preguntó qué era el efecto Doppler y porqué hacía que Sheldon pareciese cebra cuando se disfrazaba así. Mirar la TV no es un completo desperdicio (como a veces pienso). Después de todo ahí muchos de nosotros conocimos Cosmos y ahí va a pasar su secuela conducida de la mano firme del señor Neil deGrasse Tyson.

pd2. ¿Alguien ha jugado Mass Effect? Entre muchas más cosas uno explora sistemas planetarios regados por toda la galaxia en ese juego. La información de los planetas suele tener frases como "tidally locked" lo que sirve para explicar porqué vemos desde la superficie de la Tierra la misma cara de la Luna todo el tiempo.

jueves, agosto 11, 2011

Bombas, anarquistas de nombres idiotas y un caso fallido de primitivismo

La bomba

Esta semana la iniciamos los mexicanos, entre el conteo diario de las decapitaciones del narco y los dimes y diretes de la deplorable clase política mexicana, con la noticia de que una bomba de fabricación casera explotó en el cubículo de un profesor del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, hiriéndolo a él y a otro profesor.

Los profesores, que resultaron con heridas que no les impidieron salir a pie del plantel y subirse a la ambulancia que los llevó al hospital, son del área de postgrado de ingeniería y se llaman Alejandro Acevez López (a quien iba dirigido el paquete) y Armando Herrera Corral.

De acuerdo a esta nota, extraoficialmente la línea de investigación iba dirigida a que la bomba, puesta en una caja de cartón y encontrada por un jardinero, era autoría de un alumno resentido (y poco avezado de acuerdo a la chambonada que hizo).

Más tarde, el procurador de Justicia estatal, Alfredo Castillo, informó que la mentada bomba fue autoría de un grupo anarquista denominado Individualidades Tendiendo a lo Salvaje.

Ahora bien, supongamos que las autoridades de procuración de justicia del Estado de México no están cometiendo una pifia como el caso triste y célebre de Paulette y están sobre la línea de investigación correcta.

Una de mis primeras reacciones al enterarme de la nota consistió en imaginar los esfuerzos de los pretendidos anarquistas para bautizar a su grupo. Apuesto que han de haber actuado con la consigna de encontrar el nombre más pitero de todos. No usaron el de Caballeros Templarios porque ese ya estaba ocupado.

Las "razones" de los anarquistas

Los columnistas y conductores de noticieros que abordaron la noticia de la reinvindicación del atentado por parte del grupo anarquista Individualidades Tendiendo a lo Salvaje (en adelante referidos en este blog como Idiotas que Tiraron el Seso -o ITS-) citaban parte del manifiesto del grupo encontrado en sepaquéchingados blog.

He aquí algo del manifiesto, mencionado en las notas, en el que los de Imbéciles Tirando a lo Suato -o ITS- se oponen al avance de la nanotecnología (y tecnología relacionada):

"No nos importa herir o matar maestros o estudiantes.
[...]
Una de las principales universidades que lo ha apostado todo por el desarrollo de la nanotecnología (y otras) en este país, es el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
[...]
Las carreras que imparte esta universidad privada y tan prestigiosa dentro del ámbito nacional y que indudablemente son cómplices directas de la destrucción, manipulación y domesticación de la Tierra."
Aparentemente entre estos anarquistas no hay alguno que sepa juntar una frase con otra sin cagotearla.

Además de identificar como cómplices de la “destrucción, manipulación y domesticación de la Tierra” a las ingenierías en biotecnología-nanotecnología, en mecatrónica, física industrial, mecánica electricista, sistemas digitales, robótica, tecnologías electrónicas, ciencias computacionales, y tecnologías de información y comunicaciones, el manifiesto también es una apología a Theodore John Kaczynski, matemático, anarquista y manufacturador de cartas-bomba, que entre 1975 y 1995 mataron a 3 personas e hirieron a 23, en una muy desafortunada llamada de atención contra la civilización y a favor de la naturaleza.

El fracaso

Si buscan, avezados lectores, en google con los términos "Individualidades Tendiendo a lo Salvaje" y "nanotecnología" van a llegar a este blog donde se pueden encontrar un discurso que va a poner a prueba las pilas de sus contadores de argumentos falaces.

El enlace del párrafo anterior no los va a llevar a la reinvindicación del atentado del Tec sino de otro previo. He aquí algunas perlitas:

"¡Fuego al desarrollo nano-tecnológico junto a quienes lo sustentan!!
[...]
Quisimos dejar en claro que como habíamos dicho anteriormente, no nos temblaran las manos para llevar a cabo nuestro accionar, en contra de las ramas del Sistema de Dominación y contra quienes lo sustentan y lo protejan. Aunque, parece ser que cada día que pasa, el sistema absorbe todo resquicio de ecosistemas libres que quedan, un ejemplo muy claro son los incendios forestales al norte del país
[...]
La Tierra siente las repercusiones de esto, otro ejemplo fue el sismo en España, que dejo varixs muertxs y heridxs, ciudades tan frágiles como Murcia se estarán cayendo próximamente a pedazos con cualquier replica menor de 6 grados richter, dejando un clima desolador, pero nada, nada comparable con lo que le hemos hecho a este mundo
[...]"
A mí este alegato me recuerda (nomás que en versión más inarticulada -pero no mucho más-) lo que decía Theodore Kaczynski al inicio de su manifiesto La sociedad industrial y su futuro, "la Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la humanidad".

Kaczynski termina haciendo un llamado en su manifiesto por la "revolución contra la tecnología" y evitar que el sistema (o civilización) aniquile la libertad humana.

Esta forma de primitivismo, opuesta a los gobiernos, a la ciencia, a la tecnología (me pregunto si esos despistados verán porno o creerán que es pecado), consideran que los estados modernos e industriales no podrían existir sin dosis de genocidio, devastación ecológica, trabajos forzados, asimilación cultural. Afirman que la civilización moderna es una desgracia para la vida y el planeta y que la onda, para prevalecer, es regresarnos a un estadio preindustrial -algunos dicen que tribal-.

Aunque creo que podría echar por tierra toda la argumentación del primitivismo con una sola palabra que empieza con P y termina con O-R-N-O, voy a recurrir a otra evidencia que apoya la idea de que los primitivistas están muy, muy, muy equivocados.

Quizá algunos, entusiasmados por las ideas de Kaczynski ya estén dispuesto a "regresar a la naturaleza". Antes de que se encueren y salgan corriendo al campo, deben saber que ya se llevó a cabo un experimento a gran escala (de hecho se llevó a cabo en un país entero) para regresar a la sociedad a un estado preindustrial.

¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo?

En Camboya. De 1975 a 1979. El experimento estuvo a cargo del Khmer Rouge y consistía en una reingeniería social que convertiría a Camboya en una nación predominantemente agrícola y autosuficiente -una forma radical de comunismo agrario, no muy lejana del primitivismo-. El resultado de esos afanes fue el genocidio: más de un millón de camboyanos muertos, ya por ejecuciones, por trabajos forzados, por hambruna o por enfermedades perfectamente tratables con un poco de tecnología (como la malaria).

Es decir, un fracaso rotundo.

La invitación

Un tema recurrente en este blog es que un estado que no invierta en ciencia y en educación es un estado fallido. Si en nuestra población, hay despistados que creen lo contrario, al grado de querer frenar el avance científico con bombas, creo que lo menos que podemos hacer aquellos que proponemos anteponer las evidencias a las creencias, y usar la ciencia y su método como la herramienta para sobrevivir a nuestra propia estupidez, es oponernos a ese brinco para atrás de los de "Individualidades Tendiendo a lo Salvaje".

lunes, agosto 01, 2011

La ciudad de México hace muchas décadas

¿Cómo se veía la ciudad de México antes de que uds nacieran, antes de que sus padres nacieran y antes de que sus abuelos estuvieran pensando en bajarse mutuamente los calzones?

Hagan click en la imagen de abajo para averiguarlo.