domingo, abril 15, 2012

Condones e ideologías

La discusión


Hace unos días alguien de mis facebookamiguises compartía la siguiente nota:







Click en la imagen para leer la nota


La nota dice que un par de diputados del PAN, Miguel Osuna Millán y Paz Gutierrez Cortina habían propuesto una iniciativa de ley respecto a los condones para " limitar la publicidad de esos productos, que no llegue a los menores de 14 años, que los anuncios publicitarios se transmitan en televisión después de las 22:00 horas y que en salas de cines se incluya en las películas para adultos con clasificación C o D."


Bueno, eso no me extraña, ya sabemos de más de uno que se escandaliza porque sus hijos sepan de la existencia de penes y vaginas (con todo y que son los portadores de unos u otras).


No obstante, lo que más me llamó la atención de la nota fue lo siguiente:
Según la legisladora, “varios estudios” –no dijo cuáles– demuestran que los preservativos tienen una efectividad de 80% en transmisión de enfermedades venéreas.
- ¡A los internets! - dije -ah chinga, pues si ya estoy ahí.


Los estudios


Unos clicks más tarde estaba yo leyendo la mentada iniciativa de ley de Osuna Millán y Gutierrez Cortina y encontré dos cosas notables:


a) que la iniciativa no menciona todo ese rollo de limitar la publicidad a adolescentes, que yo creo que son de los más necesitan saber del tema (aunque no nada más por las razones que aquí se exponen -de eso platicaremos en otra bosta-), y


b) que la iniciativa tiene bibliografía de estudios sobre efectividad del condón.


"Y yo que pensaba que los legisladores panistas eran absolutos analfabetos de estudios científicos" pensé.


La bibliografía que señalan en su iniciativa es la siguiente.


1 Weller, SC. “A meta-analysis of condom effectiveness in reducing sexually transmitted HIV”, en Soc Sci Med, 1993; 36:1635-44.


2 Davis, KR; y Weller, SC. “The effectiveness of condoms in reducing heterosexual transmision of HIV”, en Fam Plann Perspect, 1999; 31(6):272-9.


3 Pinkerton, SD; y Abramson, PR. “Effectiveness of condoms in preventing HIV transmission”, en Soc Sci Med, 1997; 44(9): 1303-12.


Ahora bien, si uno lee al menos el abstract de cada estudio, se vuelve evidente que en su iniciativa de ley los diputados panistas omitieron las partes más importantes de las conclusiones, así que voy a enmendarles la tarea.


El primer estudio (el de hace 19 años) dice claramente: "los resutados de estudios de transmisión de VIH indican que los condones podrían reducir el riesgo de infección aproximadamente en un 69%. Por lo tanto, la eficacia podría ser mucho más baja que la que comunmente se asume, aunque los resultados deben interpretarse tentativamente debidos a limitaciones de diseño en los estudios originales (el énfasis es mío).


El segundo estudio (de hace 13 años) señala: "El uso consistente del condón provee de protección contra el VIH. El nivel de protección se acerca al 87%, y el rango depende de la incidencia de los que no usan condón."


El tercer estudio (de hace 15 años) indica: "Una reexaminación de los estudios de seroconversión de VIH sugiere que los condones son de 90% a 95% efectivos cuando se usan consistentemente[...] Aunque imperfecta, los condones proveen de una sustancial protección contra infección por VIH. La promoción del condón, por lo tanto, permanece como importante prioridad internacional en la lucha contra el VIH" (otra vez, el énfasis es mío).


Servicio a la comunidad


Continuando con la lectura de la iniciativa de los diputados panistas llega uno a lo siguiente:
[...]Se somete a consideración de esta soberanía la siguiente iniciativa con proyecto de Decreto por el que se adiciona un artículo al título décimo tercero de la Ley General de Salud Único.
Se adiciona un artículo al título décimo tercero de la Ley General de Salud, para quedar como sigue: 
Artículo 310. La publicidad relativa a preservativos deberá contener información veraz y completa respecto a la protección contra enfermedades de transmisión sexual, evitando expresiones que confundan sobre la eficacia de los mismos.
Eso de que la publicidad contenga información completa y veraz me parece muy bien, por lo tanto ahí va mi granito de arena. Según el CDC (Centro para Control y Prevención de Enfermedades) la manera rifadora para usar un condón es:

  • Usa un condón nuevo para cada penetración vaginal, anal u oral en todo el coíto (de inicio a fin).
  • Antes de cualquier contacto genital, coloca el condón desenrollándolo directamente en el pene erecto hasta su base (no lo desenrolles, estás poniendo un condón no las cortinas en la sala de tu madre).
  • Pellizca la punta del condón mientras se desenrolla para dejar espacio para el semen.
  • Después de la eyaculación, sostén el borde del condón y saca el pene del orificio de tu pareja en que lo tengas metido, antes de que pierda la erección, para evitar que el condón se deslice y hagas un batidero.
  • Desecha el condón en forma adecuada, procurando que otros no tengan que manipularlo.
  • Si el condón se rompe durante la cogedera, interrumpe inmediatamente lo que estés haciendo, saca tu pene de tu pareja, saca el condón roto de tu pene y ponte uno nuevo.
  • Procura usar lubricante a base de agua. Los lubricantes de aceite podrían echar a perder el látex, aumentando la probabilidad de que se rompa.

Y la manera incorrecta de usar un condón es esta:










Y finalmente...


Esta bosta no nada más es un rant contra iniciativas panistas de ley o notas de Proceso malhechas. Es también para poner, avezados lectores, a su consideración la siguiente idea:


Si hay alguien pensando que con puros condones o con pura abstinencia moralina, ya tiene una sociedad todas las herramientas necesarias para encarar una epidemia tan compleja como la transmisión de VIH-SIDA, piénselo de nuevo. De acuerdo a este texto nada más con condones no basta.


No es sólo con ideología, ni de las progresistas ni de las mochas, como se resuelven problemas complejos.


Es con ciencia.

No hay comentarios. :