jueves, diciembre 19, 2013

Componiendo dos películas

Recientemente ví dos películas que con un poco de imaginación se pueden componer. Una sí requiere una compostura de fondo y la otra nomás es una enmendadura de plana. Empecemos por la que más le urge el cambio.

Life of Pi

Antes de que me pregunten "¿qué haces viendo esas chingaderas?" aclaro que no la ví porque yo quisiera. Fuí víctima de la programación de Grupo Pullman de Morelos un día que me subí a uno de sus camiones para viajar de Cuernavaca al DF. Para acabarla de chingar, había concurso de futbol en el Azteca y los asistentes iban saliendo. La mayoría agüitados, porque había perdido el equipo local, lo que no los volvió menos estorbosos.

Como sea, ahí iba yo a vuelta de rueda soplándome Life of Pi a la que debieron nombrar El Naufragio de Pi. No me acuerdo bien si el tedio que me provocó la película hizo que me durmiera o si llegamos a la terminal antes, el caso es que no supe en qué acabó.

Durante la comida de hoy le conté esa ordalía a una amiga -previamente mencionada en estas líneas- y agregué que varios me dijeron que el final era la onda. Ella me contó algo del final, dijo mutatis mutandis:

- El tigre y los otros animales no son literales, son figurados. Son personas.

Exageraron los que dijeron que el final era la onda.

En ese momento se me ocurrieron algunas maneras de arreglar la película. La más obvia es que el tigre fuera real y se comiera al protagonista que cuenta su propia historia mientras es masticado. Otra compostura, consiste en que el tigre, real, con el protagonista, después de llegar a tierra firme se quedara de mascota de Pi, quien a su vez, termina casándose, teniendo hijos para dárselos de comida al tigre.

Pero todas las composturas a la película que se me ocurrieron palidecieron cuando se me ocurrió que llegaban Calvin y Hobbes en una lancha, sacaban a Pi y a Richard Parker de cuadro, y ellos, en tres viñetas, contaban una mejor historia.

Mucho mejor historia.

Gravity

Mucho mame se ha escrito dedicado a la mala ciencia de la película (que no es tanta). Uno de esos momentos de mala ciencia ocurre después de que Sandra Bullock y George Clooney, casi sin oxígeno y sin combustible para maniobrar, llegan a la estación espacial, a la que a duras penas se sujetan gracias a que una de las bien torneadas piernas de Sandra Bullock queda atorada a las cuerdas del paracaídas de un módulo Soyuz.

La mala ciencia ocurre cuando el personaje de Clooney, que no logra sujetarse a nada de la ISS, es pescado apenas por Sandra Bullock quien lo sujeta de una cinta de su traje. Clooney, entonces para no arrastrarla se zafa de su cinta y se va flotando al carajo (el carajo es ese lugar a donde llegan flotando todos los astronautas que se pierden en el espacio).

¿De dónde salió la inercia para que George Clooney siguiera jalando a Sandra Bullock al grado de casi hacerla perder su sujeción a la ISS?

Misterio.

Bueno, el mame que he leído contra esa mala ciencia, yo creo que lo escribieron puros fans de Clooney que se quedaron sin seguir viendo a su ídolo a un tercio de la peĺícula, pero no es a ellos a los que hay que componerles la plana: es a Alfonso Cuarón, el director.

Si de lo que se trataba era de despedirse del personaje de Clooney en ese momento (lo que está bien, a mí ya me daba hueva), la manera correcta de hacerlo no consistía en usar el recurso del escalador que corta su propia cuerda para que no se caigan con él sus compañeros. Ese recurso funciona cuando los personajes están en la superficie de la Tierra y la gravedad da un buen jalón a todos rumbo al centro del planeta. Pero es chafa cuando los personajes están en órbita.

Lo que había que hacer era aprovechar la inercia que llevaba Clooney antes de ser sujetado por Sandra Bullock.

Sandra Bullock y Clooney van rebotando por todo el exterior de la ISS sin lograr sujetarse y entonces Sandra Bullock se atora con las cuerdas del paracaídas de la Soyuz por muy poco, tal como ocurre en la película. Entonces, Clooney pasa flotando a su lado y el único chance que tiene de lograr sujeción es pescarse a una cinta del traje de Sandra Bullock, pero si lo hace puede hacer que Sandra Bullock pierda su precaria sujeción. ¿Qué hace? Deja deslizar la cinta entre sus dedos mientras sigue su trayectoria hacia el olvido.

Más heróico y más efectivo y sin tanto dengue y vericueto.

De nada.

pd1. Si no han visto Gravity me dan pena.

pd2. Si no han visto Life of Pi, procuren llegar a su tumba en esa condición.

pd3. Si cuando vieron "Calvin y Hobbes" no sabían de qué hablaba yo, mejor ya métanse a la mencionada tumba.

2 comentarios :

Rox dijo...

mmm hace mucho que no pongo postdata en mis posts

Master of Doom dijo...

Muy buen remiendo para la escena de Gravity. Y kudos por la postdata ^_^