viernes, noviembre 14, 2014

No vean películas de ciencia ficción con su mame configurado al 100%, gente


El domingo vi Interestelar. Dos veces.

- Controlzape pendejo - quizá piense algún lector anónimo. - ¿Necesitabas ver más de una vez esa porquería para entenderle?

- No - contestaría yo, si los comentarios asociados a google+, todavía permitieran la participación de fansfromhell anónimos en este blog pitero. - La ví dos veces el mismo día porque es muy chingona.

Advertencia: van spoilers. Si quieren llegar vírgenes a ver Interestelar ya saben qué hacer.

Continúo.

He leído varios espumarajos (como los que echó Phil Plait que debe ser horrible como compañero para ir al cine) sobre la mala ciencia de la película. La trama a grandes rasgos consiste en irse a meter a un agujero de gusano orbitando Saturno, que conduce a otra galaxia, para luego ponerse a explorar planetas que a su vez orbitan un agujero negro supermasivo con el objetivo de encontrar hogar nuevo para la humanidad, porque la Tierra se está volviendo en un lugar cada vez más hostil para la especie humana (como lo es la mayor parte del Universo, pues).

Si a alguien no le gustó Interestelar y echó el espumarajo "¡miren la malaciencia!" no creo que la crítica desfavorable haya achacársela a Kip Thorne, astrofísico y consultor científico del filme (quien hizo un gran trabajo), ni a la inexactitud relativista que pueda haber en la historia para ajustarse al guión. Si alguien echa ese espumarajo es por meterse a ver una película de ficción con su configuración personal de mame al 100%.

Por ejemplo, a mí no se me echó a perder la película cuando ví que los protagonistas llegan a un planeta oceánico donde el agua les llega a las rodillas y donde cada hora aparece una ola del tamaño del Himalaya y pensé "¿de dónde sale el agua para formar olas de ese tamaño en un océano de profundidad de fuente de glorieta chilanga? misterio".

Quizá me hubiera emocionado más ver que la gravedad del agujero negro, en lugar de formar olas gigantes, provocaba que cada tanto brotara del suelo un Paricutín eruptando lava y haciendo que llovieran piedras del cielo. PIEDRAS. Pero eso es por que tengo preferencias de volcanes sobre olas en el tema de desastres naturales que debe enfrentar un actor que me cae mal (tú no, Anne Hathaway, soy fans).

*Se acuerda de Anne Hathaway en disfraz de Gatúbela montando una moto*

**El trasero de Anne Hathaway le provoca efectos relativistas**

***Pasan horas***

¿En qué iba? Ah sí. Entonces, mi recomendación, avezados lectores es la siguiente: configúrense, como TARS y CASE, los robots geniales de la película. Bájenle rayitas a su mame y disfruten Interestelar.

pd1. Lo que más me gustó de la película, es cuando queda claro que engañar a los niños enseñándoles que las misiones Apollo fueron montaje y pantomima, no es solución para enfrentar una crisis de supervivencia de la especie. Entiendo que los granjeros son importantes para que todos comamos (hasta los contadores son importantes para registrar lo que gastamos y lo que ahorramos -no no me estoy pitorreando-). Pero para trascender la idiotez inherente a nuestra especie de primates bípedos, también se necesitan exploradores y científicos.

pd2. El Agujero Negro quedó en un muy lejano segundo lugar en mi lista de películas donde un agujero negro rifa.

pd3. Tengo que aprender a no pensar en voz alta. La primera vez que ví Interestelar le arruiné el final a toda mi fila.

No hay comentarios. :