jueves, junio 25, 2015

El hongo cosmopolita

Hace tiempo corría y brincaba cerros para adquirir fuerza y habilidad y así competir en carreras (como esta de aquí). Ya no lo hago porque a mi rodilla derecha le da la tendonitis cada que corro 5K+ y porque mis prioridades de acondicionamiento físico han cambiado. No extraño las competencias, pero lo que sí extraño es irme a meter a senderos poco inexplorados, alejado de la gente.

Subiendo rumbo a la cima de la coordillera del Tepozteco (sí uds sólo han llegado a la pirámide -conocida también como trampa para turistas—, sólo han visto como un 5% de lo que tiene el Tepozteco para ofrecer), más allá de las paredes de los rapeleros, por senderos que tienen muy pocas señales de que llega la gente hasta allá (fogatas apagadas y alguna botella de plástico) se pueden encontrar vistas como estas en temporada de lluvias.



Mientras brincaba piedras y trataba de adivinar entre la niebla dónde seguía el sendero y donde empezaba un precipicio encontré, brotando de la tierra, estos hongos que no había visto yo en toda mi vida.


Pensé que quizá me hiciera falta salir más seguido y que era un hongo nativo del lugar. Le tomé una foto y me esperé a bajar en una pieza del Tepozteco para decir ¡a la wikipedia!

Ese hongo que parece de juego de Mario Bros. es un Amanita muscaria y es originario de regiones boreales. A estas latitudes (y a otras más australes) llegó en trasplantes de pinos y abedules.

También dice la wikipedia que es un hongo venenoso pero que los reportes de gente muerta por su ingestión son extremadamente raros. Para que alguien se muera comiendo A. muscaria se tiene que zampar quince hongos. Aunque tiene componentes psicoactivos, los síntomas son tan impredecibles y severos que no se recomienda para uso recreativo. No obstante en algunas regiones de Lituania se usa como platillo de boda combinado con vodka. Los lituanos también lo exportan a sus vecinos lapones del norte donde se usa con motivos chamanicos. En Siberia, los chamanes consumen este hongo y luego sus acólitos beben la orina del chamán que aún contiene los componentes psicoactivos del A. Muscaria.

Cómo llegaron a averiguarlo es un misterio.

Ahora que estoy escribiendo esto, me pregunto si la industria de magufería en Tepoztlán no usará el A. Muscaria con propósitos enteogénicos.

pd. Si algún lector sibarita quiere ir a buscar A. muscaria con gusto me ofrezco de guía.

No hay comentarios. :