lunes, noviembre 02, 2015

Cervantes, el novohispano que no fue


La foto es de una estatua de Cervantes que está en el Jardín de las Rosas en Morelia. La única otra estatua de Cervantes que conozco está en Guanajuato, frente al Museo Iconográfico del Quijote. En la misma ciudad, en la Plaza de San Roque (que de acuerdo a una placa es donde comenzaron a escenificarse los entremeses cervantinos -el abuelo del Festival Internacional Cervantino-), hay un busto de Cervantes en una de las esquinas de la plaza.

He visto más estatuas de la Diana que de Cervantes en México. No es queja *se queda pensando en la diana*, ¿en qué iba? ah sí, bueno, yo creo que habría más estatuas de Cervantes si se le hubiera concedido su deseo de venir a estas tierras.

En el Anecdotario de forasteros en México de José N. Iturriaga hay un texto que dice así:
En su condición de soldado veterano de la escuadra del Juan de Austria, Cervantes pretendió radicar en la Nueva España. En petición del 21 de mayo de 1590, Cervantres "pide y suplica humildemente a V.M. (el rey de España Felipe II) sea servido de hacerle merced de un oficio en las Indias, entre los tres o cuatro que al presente están vacíos (vacantes), que es el uno la contaduría del nuevo Reino de Granada, o la gobernación de la provincia de Sounusco (Soconusco) en Guatimale (Guatemala) [en realidad es Chiapas) o contador de las Galeras de Cartagena, 7o corregidor de la Ciudad de la Paz..." Esta petición nunca fue concedida.

pd. Y con este post inauguro una etiqueta denominada "Cosas que nomás yo encuentro curiosas".

4 comentarios :

Héctor Vargas dijo...

No sabía de esa petición de Cervantes, si hubiera sido interesante el que viniera a éstas tierras

ricardos dijo...

Hace años el Jardín de Las Rosas estaba iluminado con colores, y lo visitaba mucho menos gente:
https://goo.gl/photos/k48ZF6jgH7eWwpAR8

Rox dijo...

Acá la cuestión es que si el Quijote hubiera sido o no novohispano, ya que según yo, Cervantes aún no luchaba en Lepanto. ¿o sí? turiruri

Héctor Coronado dijo...

La batalla de Lepanto fue en 1571, cuando la Liga Pontificia (que era como la Liga de la Justicia del s. XVI) peleó contra los musulmanes. Cervantes perdió el brazo pero siguió en el ejército español hasta 1575. Para acabarla de chingar mientras estaba mirando a lontananza en un recorrido marítimo lo apresaron piratas (filibusteros les dicen por allá) turcos y lo mantuvieron 5 años preso en Argel. En 1580 regresó a Madrid. No tenía "éxito" literario en su etapa pre-Quijote y andaba sin lana. Tuvo una vida de pata de perro y fue a prisión al menos dos veces por salirle mal las cuentas con el fisco.

Yo creo que de tanta penuria se puso a buscar dónde godinear con comodidad en la burocracia de la Nueva España. Quién sabe si el Quijote hubiera llegado a publicarse de haberle concedido la petición de puesto en la Nueva España.